Psicología Online - Terapia - Parejas - Formación

Crisis de pareja: cuatro causas que debes conocer

Según John Gottmann, uno de los mayores expertos mundiales en terapia de parejas, existen cuatro principales predictores para el divorcio: desprecio, críticas destructivas y actitudes defensivas e indiferencia o actitud evasiva.  
Estos cuatro estilos comunicativos son conocidos como los “4 jinetes del Apocalipsis” en terapia, debido a que conducen al colapso de la relación.
 

¿Cómo funcionan? 

  • La crítica. Criticar a la pareja es muy diferente a expresar una queja. Criticar significa atacar a la pareja, por ejemplo: “Nunca piensas en los demás, eres un egoísta”. Una queja sería: “Pensé que habíamos acordado que me avisarías para los planes del fin de semana”. La crítica provoca que la persona que la recibe se sienta herida y agredida, pudiendo llegar al desprecio.  
  • El desprecio. Va mucho más allá que la crítica, basado en tratar mal, con faltas de respeto, con burlas, sarcasmos y ridicularizaciones. Hace sentir a la otra persona sin valor y despreciada. Es el mayor predicador de divorcio y debe eliminarse si la relación quiere continuar. 
  • La actitud defensiva. Suele actuar como una respuesta a las críticas, ya que cuando nos sentimos acusados buscamos excusas para que la otra persona retroceda. Desafortunadamente, esta técnica no suele funcionar, ya que hace ver que no nos tomamos en serio las críticas o preocupaciones y que no vamos a cambiar y responsabilizarnos de nuestros errores. Solo podremos poner solución con una disculpa. 
  • La actitud evasiva. Ocurre en respuesta al desprecio y la persona que lo recibe se retira de la interacción, se apaga y simplemente escucha. En lugar de tratar el conflicto, lo evita. 

¿Cómo podemos manejar a estos jinetes?

Si ves alguna de estas actitudes en ti, el primer paso es reconocerla. Observa qué pasa en tu cuerpo cuando quieras por ejemplo criticar a tu pareja, ¿Tienes el corazón palpitando más de lo normal? ¿Te cuesta respirar con calma? Son síntomas normales cuando uno está enfadado o molesto, así que tienes que aprender a identificarlos. Cuando lo hayas hecho, pídele a tu pareja un momento de descanso, sal a andar, dúchate o lee un libro. También te puede ayudar la respiración. Cuando notes mas tranquilidad, vuelve con tu pareja y utiliza un lenguaje apropiado para poder resolver el conflicto


En terapia, se trabaja para poder conseguir una mejor comunicación, más asertiva y positiva, y así poder manejar los conflictos que vayan surgiendo.
 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados