Psicología Online - Terapia - Parejas - Formación

Como sobrellevar el estrés y la ambigüedad generada por el COVID-19

 

¡Hola de nuevo! Hoy me acerco a ti para hablarte de la incertidumbre y el estrés que nos está generando a todos la pandemia de COVID-19. Seguramente el miedo, la ansiedad o la tristeza te han acompañado durante estas semanas, y quiero decirte que no pasa nada, que es normal. Personalmente, a mí también me han visitado. La situación generada por la pandemia es angustiosa y estresante, y el poder sobrellevarla y hacerle frente a nivel emocional va a contribuir en nuestro bienestar psicológico. 

Por todo ello, hoy quiero darte algunas claves para que puedas afrontar el estrés y la ambigüedad que puedas sentir en estos momentos:

1. Siente y libera tus emociones. No se trata de poner el foco únicamente en si las emociones que experimentamos son positivas o negativas, sino de escucharlas y sentirlas para así poder liberarlas. Cuando sabemos y reconocemos de qué emoción se trata, podremos liberarla. ¿Cómo podemos hacerlo? Comparte con amigos o familiares como te sientes, escribe como te sientes, baila, grita, canta... Por ejemplo; si al ver las noticias que giran en torno a la pandemia, empezamos a experimentar emociones desagradables y una profunda sensación de angustia, si apostamos por aceptar aquello que estamos sintiendo, escucharlo y liberarlo, podremos hacerle frente de manera más asertiva y con todos nuestros recursos. Si por el contrario, decidimos tomar el camino de intentar evitar, ignorar o negar estas emociones que estamos experimentando, lo más probable es que se generen o aumenten estas sensaciones desagradables, acompañándose de sentimientos de culpabilidad e incapacidad por no poder evitar ni controlar esa emoción.

2. Aprende a parar y respirar, vive el momento presente. Acostumbramos a resumir nuestro día a día basándonos en aquellos eventos más estresantes o negativos que han sucedido, sin prestar atención a los pequeños detalles agradables, a lo positivo. Vivir el momento presente nos permite hacernos conscientes de que también experimentamos sensaciones agradables y momentos felices. Muchas veces estos no llegamos a hacerlos conscientes, no los disfrutamos. Lo mismo sucede frente a la pandemia que estamos atravesando. Vivir el momento presente nos da la oportunidad de valorar aquello que tenemos, a empatizar con los que sufren la enfermedad, a ser más agradecidos con nuestro entorno y con nosotros mismos.

3. No te centres en lo que no puedes controlar. No podemos controlarlo todo. Centrarnos en aquello que no depende directamente de nosotros no nos va a generar bienestar o satisfacción ,si no más bien todo lo contrario. Si pensamos en la situación actual, sabemos que se trata de algo que escapa de nuestro control, que por más que queramos depende de factores externos y esto es algo que debemos decirnos, debemos ser conscientes de que no podremos abordarlo todo. Por ello, en este punto ,y para hacer frente con éxito a la ambigüedad, planifícate, establece micro-objetivos realistas que puedas alcanzar. Es importante marcarnos nuestros propios objetivos, centrarnos en aquello que si que depende directamente de nosotros y en los que nuestras actuaciones si serán decisivas para su consecución. 

4. El lenguaje es parte clave de nuestras conductas, el cómo nos decimos las cosas a nosotros mismos va a afectar en nuestras actuaciones y en cómo nos describimos el mundo. Por esta razón, y como cuarta clave, cuida tu diálogo interno. Podemos experimentar una misma situación de distinto modo simplemente por el cómo nos la estamos describiendo, por como nos estamos diciendo aquello que sentimos. Si trabajamos en un diálogo interno más saludable y positivo, lo veremos reflejado en nuestras actuaciones y manera de ver el mundo. Este punto también es fundamental a practicar cuando la incertidumbre se cuela en nuestros pensamientos y no nos deja avanzar, si mantenemos un buen diálogo interno sabremos comprender esta incertidumbre y evitar la preocupación en exceso, como puede sucedernos con aquellos pensamientos que genera la pandemia.

5. Cree en ti, valora tus potencialidades. No hay mayor reforzador ni mayor motivación que la que proviene de uno mismo. Creer en nosotros mismos va a hacernos más fuertes frente a las adversidades. Cuando nos encontramos delante de un potencial estresor que nos genera malestar, si tenemos la convicción de que disponemos de recursos para hacerle frente y valoramos aquellas potencialidades que nos hacen únicos, no solamente disminuiremos la sensación de estrés si no que ganaremos seguridad para hacer frente a nuevos estresores. Por todo ello valora que es lo que te hace diferente a los demás, lo que se te da bien, cuáles son tus puntos fuertes, qué es lo que más te gusta de ti para ganar seguridad y autoestima, para creer más en ti.

6. Otra clave que me gustaría señalar es sin duda la importancia de desconectar y de desarrollar actividades agradables. Céntrate en aquellas actividades que te apasionen, que hagan que desarrolles pensamientos positivos, que saquen lo mejor de ti. Hay momentos en los que nos puede resultar difícil afrontar ciertas emociones aunque pongamos todo de nuestra parte y quizás debemos alejar ese pensamiento concreto para sentirnos mejor. Una buena forma de desconectar es mediante la acción.

La práctica de meditación, el deporte o el escuchar nuestra música favorita son ejemplos de actividades que nos pueden ayudar a desconectar, a pensar en nosotros mismos y en sentirnos bien, en paz. Con esta última clave, también quiero hacer hincapié en el autocuidado, pues al final estas actividades son una muestra de que nos queremos, de que nos estamos cuidando y dedicando tiempo, de que queremos fomentar nuestro bienestar psicológico y no una rumiación excesiva acerca de factores que no podemos controlar y que nos están generando malestar.

Aplicar estas seis claves frente a la incertidumbre y la ambigüedad que sentimos en estos momentos, va a resultar muy beneficioso para nuestra salud mental. Poner el foco en lo que podemos controlar, creer en nosotros mismos y generar situaciones agradables pueden ser nuestro punto de partida para superar con éxito el estrés y caminar hacia delante.

Espero que te hayan gustado estas claves y te invito a que puedas empezar a ponerlas en práctica. ¿Cuál de ellas es la que te gustaría empezar a implementar desde ya?

Nos leemos en las próximas publicaciones, ¡Un saludo!

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados