Psicología Online - Terapia - Parejas - Formación

5 maneras de manejar la ansiedad

¿Te encuentras con preocupaciones y luchando por mantenerte enfocado y tranquilo? ¿Sientes que no puedes respirar con calma? ¿Tal vez te cueste dormir? 

La ansiedad es una respuesta de nuestro organismo que se activa cuando nos anticipamos a una posible situación futura, que vemos como amenazante para nuestro bienestar. 

Imagina ahora que la empresa de una persona está disminuyendo el personal por problemas de producción. Esta persona piensa que también le van a despedir, es posible que pase o puede que no, pero su mente ya anticipa el acontecimiento y empieza a pensar lo peor. 

En muchas ocasiones se da como una respuesta normal y adaptativa al entorno, que nos hace actuar y movernos, pero otras, se presenta de manera desproporcionada y se alarga más de lo debido, es entonces cuando hay un problema de ansiedad. 

Las personas que experimentan ansiedad lo suelen describir como un sentimiento de "ahogamiento". Los síntomas más comunes son la dificultad para respirar, palpitaciones, sudoración, temblores, nervios en el estómago, opresión en el pecho, comer en exceso, tensión muscular y la imposibilidad para encontrar formas de calmarse o resolver los problemas.

Me gustaría compartir contigo 5 formas de poder manejar mejor todos estos síntomas. Es importante que tengas en cuenta que estos no reemplazan la ayuda profesional, pero sí pueden ayudar a aliviar parte de la constante preocupación o tensión física. 

5 maneras de manejar la ansiedad:

  • Comparte lo que te pasa con más personas: la ansiedad crea un ciclo continuo y vicioso de preocupación. Hablar sobre tus preocupaciones en voz alta ayuda a no solo liberar la tensión y desahogarse, sino que a menudo también ayuda a que la conversación termine con una mayor comprensión de lo que está pensando o sintiendo.
  • Realiza algún tipo de ejercicio físico: sal a correr, practica yoga o baila. La ansiedad crea una acumulación física de tensión y hacer ejercicio o moverse puede proporcionarte alivio. Además, liberas endorfinas, que ayudan a mejorar tu estado de ánimo.
  • Presta atención a lo que SI puedes controlar: la ansiedad quiere que prestes atención a todas las cosas que no puedes controlar: el futuro, el pasado, lo que sucede. Tómese un momento para prestar atención a todas las cosas que si puedes controlar. ¿A quién puedes llamar? ¿Qué acción puedes tomar? ¿Qué puedes hacer en el momento para sentirte mejor?
  • Practica el autocuidado: el autocuidado no tiene que ser lujoso. Puede lavarse la cara, darse una buena ducha o escuchar la música que le gusta. Es el acto de reconocerte a ti mismo y lo que necesitas en el momento.
  • Aprende a respirar: aprender a controlar la respiración es un cambio importante en el juego si experimentas ansiedad. Aprender a respirar lenta y profundamente por la nariz y dentro de la barriga y luego exhalar lentamente puede ayudarlo a regular la respiración, incluso cuando es difícil. 

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados